Restaurar un pomo de piel de la palanca de cambios

Como bien sabéis la piel de nuestro pomo de la palanca de cambios es bastante delicada, y con el paso de poco tiempo ya está algo deteriorada, además en el caso que nos ocupa hoy (Mazda 6), el hecho de tener un aro de aluminio hace que si llevas anillos o pulseras metálicas lo ralle con cierta facilidad.

Así pues vamos a ver los pasos para restaurarlo.

Desmontar palanca de cambios

Para ello primero lo primero que haremos es quitar el pomo de la palanca de cambios,  simplemente hay que girar el pomo en el sentido contrario a las agujas del reloj, tal vez con un poco de fuerza, pero nada exagerado, al final sale con facilidad, en otro modelos puede ocurrir que tenga un tornillo pequeño en la base que hace de presilla para que no se mueva.

estado inicial del pomo de la palanca de cambio
estado inicial del pomo de la palanca de cambio

Una vez hemos sacado el pomo, y con intención de hacer también un fuelle con la misma piel sacamos éste de la consola central, en este caso debemos levantar toda la consola central y lo haremos de la siguiente forma: si nos fijamos justo debajo del reposabrazos central vemos el corte donde acaba la consola, colocamos las manos en el lateral y notaremos donde empieza la pieza, con cuidado tiraremos hacia arriba aprovechando el hueco que deja el frenos de mano y el hueco con puerta central y se desencajará.

No son más que unos clips que enganchan en el bastidor central, la mayoría de modelos del mercado tienen un sistema parecido, sólo tenemos que ir mirando con atención para saber como hacerlo, seguimos separando la pieza, que en este caso es color gris, vemos como hay un corte antes de la palanca de cambios, con cuidado separamos las dos piezas y dejamos sólo la del cambio.

Continuamos separando con cuidado el último tramo y lo hacemos despacito, sin tirar de ello, ya que tenemos que desconectar el mechero y la luz, para ello y como ya no tenemos el pomo, sacamos el fuelle del todo de la palanca, y giramos con cuidado la pieza de la consola central para tener visión sobre los conectores, los quitamos y apartamos la consola central.

fuelle palanca de cambio
Consola central desmontada

Una vez la tenemos separada del todo quitamos el marco que sujeta el fuelle, desatornillamos los dos tornillos que la aprietan y la quitamos.

Fuelle palanca de cambio desmontado
Terminamos de desarmar la consola central

Ya tenemos el pomo y el fuelle fuera, ahora empieza lo divertido.

Restaurando el pomo

Como se puede apreciar en la siguiente foto la piel del pomo de la palanca de cambios está en mal estado con las juntas deshilachadas y gastadas por el paso de los años y su uso intensivo.

estado inicial del pomo de la palanca de cambios con el paso de los años y uso
Estado actual del pomo

Con cuidado levantamos la pieza redonda que marca las marchas para poner al descubierto un tornillo que sujeta el aro de aluminio al cuerpo del pomo y quitamos ese tornillo para separar las tres piezas y poder sacar la piel vieja con facilidad.

En la imagen inferior, podemos ver las tres piezas separadas, una vez lo hayamos hecho, sólo tenemos que despegar la piel de la parte de arriba con cuidado y tirar hacia abajo, también podemos cortar los puntos de costura con un cúter fino, ya que después lo vamos a tener que hacer igual.

pomo de la palanca de cambios desarmado
Pomo desmontado

Ya tenemos la piel del pomo de la palanca de cambios abierta para poder usar como patrón. las colocamos encima de una trozo de piel nueva, y marcamos con una tiza de costura el perímetro para luego cortar nuestra nueva piele, con paciencia hacemos la copia y cortamos.

El aro exterior de aluminio del pomo, presentaba bastantes rayas e incluso algún desperfecto más profundo, nosotros utilizamos una mini herramienta con un cilindro de lija normal para intentar devastar lo suficiente para que no se notara ningún golpe, también se puede hacer a mano con lija de papel aunque nos llevará más tiempo.

Una vez hemos lijado toda la superficie nos quedará con aspecto rayado y mal acabado, pero no nos asustemos, ahora tenemos que lijar con un grano mayor, en cualquier tienda de repuestos de automóvil compramos una hoja de papel de lija de 1500 al agua o incluso superior, y con ésta y un vaso de agua para mojar empezamos a lijar con suavidad toda la superficie del aro de aluminio, no hace falta apretar mucho, simplemente hacer movimientos circulares al principio para igualar toda la zona, yo después hice movimientos en el sentido contrario a las agujas del reloj haciendo la forma del aro por todo el perímetro, siempre hay que mojar bien la lija e incluso en nuestro caso el aro también.

Terminado este proceso, podremos ver como lo que antes eran rayones y golpes profundos ahora se han convertido en una aro de aluminio casi perfecto, esta operación se puede repetir hasta que la superficie esté a nuestro gusto, cuanto más profundas sean las rayas en nuestro pomo mayor tiene que ser la devastación con la lija de menor grano.

El resultado del lijado tiene que ser parecido al que te mostramos en la imagen inferior. Cuanto mayor sea el grano de la lija (400, 800 , 1500 , 3000) el resultado será más parecido al espejo.

aro pulido del pomo de la palanca de cambios

En nuestro caso, la pieza que tiene las marchas impresas estaba con parte de la laca en mal estado así que nos pusimos a restaurar también esta parte, utilizando la misma lija al agua que usamos para el aro lijé toda la parte interior para eliminar toda la pintura negra y dejar el metacrilato limpio para poder pintar después.

Una vez estuvo limpio utilizamos un spray del color que mas nos gustaba, pintura metalizada de otro coche, que le dio un aspecto como con brillantina, pinté y dejé secar.

Para colocar la piel nos tenemos que fijar en que el cuerpo del pomo tiene una hendidura de arriba abajo para colocar ahí la costura y que no haga forma. Metemos la parte más ancha y estiramos hacia arriba hasta colocar la piel en el sitio que deseamos, no nos puede quedar demasiado floja porque se formarían arrugas y con el tiempo se quedaría fea.

Con las piezas superiores quitadas, aplicamos un poco de cola en la piel y otro poco de cola en el cuerpo del pomo donde vamos a apoyar la parte de más arriba de la piel, la que va tapada con el aro de aluminio. Dejamos secar unos minutos y pegamos ambas partes, después colocamos el aro de aluminio y lo atornillamos y después el metacrilato y lo pegamos con cuidado de no dejar resto de pegamento.

Para el acabado final hemos utilizado el clásico polish de titan de la tapa azul, con un paño y en círculos. Al ser un polish fino no estropea la superficie y elimina pequeños arañazos tanto del aluminio como del metacrilato. El resultado final es este.

Restaurando el fuelle de la palanca de cambio

Una vez sacad el fuelle de la palanca de cambios de su posición habitual, cortaremos los puntos de costura del fuelle con un cúter fino para desmontar el fuelle en su totalidad.

Como podemos ver el fuelle no es de piel, sino de polipiel, (¡¡vaya decepción!!),  ya tenemos las dos piezas abiertas para poder usar como patrón, las colocamos encima de una trozo de piel nueva, y marcamos con una tiza de costura el perímetro para luego cortar nuestras nuevas pieles, con paciencia hacemos la copia y cortamos.

Una vez tenemos cortadas las piezas solo nos queda coser. La piel no se cose como cualquier tela, en principio se necesita una maquina especial para este material, en nuestro caso usamos una de coser normal y se colocó un papel para que hiciera bien los puntos (no somos expertos en costura así que……), lo hicimos como el original, pero se puede hacer con las costuras por fuera.

Ahora tendremos que pegar la pieza de plástico que permite que encaje el pomo perfectamente, vamos a detallar los pasos para que quede bien.

A la parte de arriba del fuelle le hacemos unos pequeños cortes en forma de triángulo y dejamos una forma dentada en la parte más estrecha, esto nos va a permitir pegar la piel a la pieza circular sin que se hagan pliegues verticales.

fuelle para la palanca de cambios ya cosido

Al igual que hicimos con la piel del pomo ponemos un poco de pegamento en la pieza circular y un poco en los dientes que hemos hecho en la piel, y tras unos minutos los pegamos. El resultado de esto es el siguiente.

Fuelle cosido y pegado
Fuelle pegado a la pieza circular

Ya tenemos las dos piezas de nuestra palanca de cambios en piel nueva, lógicamente el color de la piel es elección de cada uno, por lo que se puede hacer en negro, gris, amarillo, rojo, en el color que se quiera, y si las costuras las hacemos por fuera podemos usar también el color de hilo que se quiera para darle un aspecto deseado.

En nuestro caso lo quisimos hacer exactamente igual que de serie para mantener el estado original del coche. Así nos ha quedado nuestro trabajo después de todo.

resultado final de la reparación del pomo y fuelle de la palanca de cambios

Ahora solo queda montarlo en el coche y trabajo terminado, no voy a explicar como hacerlo porque no es más que hacer los primero pasos pero al revés.

Y si no eres muy manitas y prefieres cambiar el pomo o el fuelle de la palanca de cambio directamente, te dejamos algunas opciones aquí.

Si queréis ver más tutoriales, podéis acceder desde nuestra página de tutoriales InfoCars, en ella iremos publicando los diferentes artículos que saquemos.

Comparte

Deja un comentario